Blogia
HISTORIAS DE LUZ

SÍ,SÍ, YO BAILÉ EN EL PALACIO DE SISSI.

SÍ,SÍ, YO BAILÉ EN EL PALACIO DE SISSI. Dedicado a Dama de Agua por su exquisito gusto por el arte, a Celeste por sus inspiraciones con música y a Nit por lo que nos toca de esta filosofía de vida llamada fotografía, a GALATEA, por la bella historia de su nacimiento, a Manolo García por su poesía... y a Eva "la mujer de azul", por su maravillosa vivencia, regalo para mis oídos.

Una amiga me comentó que tuvo el privilegio de ver en vivo “El beso” de Klimt, que ambos habíamos conocido a través de la peli “Elegir un amor” .
Si es que se puede describir la sensación sería algo así:
“… de repente giramos un recodo del museo, y allí estaba él, bañando con sus tonos dorados toda la sala del museo. Proyectando el rayo de luz que entraba por un ventanal… iluminándonos con su majestuosidad y su belleza…” .

“Como el hombre de los hielos acechando en la negrura de un bosque de coníferas
sentí, no sé porqué, congoja y soledad aquella mañana de tormenta.
Aquella mañana de tormenta. Miraba cuadros que eran puertas cerradas, recostado en un diván de hotel de una ciudad del sur, no sé en que año quizá en el noventa.
Conmigo mismo, a solas, y sin saber darme descanso.
...
Volvió a encapotarse el cielo. Como la vida. Luz, penumbra, luz.
Conmigo mismo, a solas, y sin saber darme descanso.”

“EN UNA PLAYA CALMA”. MANOLO GARCÍA


Pues la ciudad no era del sur, sino del Norte: VIENA. El hotel tenía vistas al Danubio y no sólo llovía sino que muchos días nevaba. El resto de la letra parece que lo haya escrito yo, no por la calidad del gran Manolo García, sino por la tesitura y el marco… hablando de cuadros.

Son las 7:00 de la mañana. Aeropuerto de Barajas, Madrid.
Observo desde el visor de mi Nikon las luces de la ciudad. No estás acostumbrado pues pocas veces has salido de Teruel. Congelo cualquier cosa que me llama la atención. De repente todo empieza a alejarse y yo no he tocado el zoom... acabo de vivir mi primer despegue en avión. Ha sido como un suspiro, pues no he dejado de tomar fotos. Llevo ya un carrete de 36 y aún se ve Madrid. El cansancio me hace un fundido a negro...
VARIAS HORAS DE NEGRO.
CORTE A BLANCO.
Fuera está nevando. "Abróchense los cinturones, vamos a aterrizar. La temperatura exterior en Viena es de -10ºC" Sólo de pensarlo se me hielan los sentidos. Saliendo por fundido de ese blanco, lentamente, empieza a dibujarse "El Danubio", y de ese tronco, nacen raíces de edificios, ramas de tranvías, hojas verdes de grandes y cuidados parques...y doradas de otoño en forma de elegantes y lujosos palacios . Es el corazón de la ciudad de los Emperadores. Todo empieza en él, y todo acaba en él. Hasta los románticos que mueren de amor van allí a decirse ADIOS.
El hotel: el SCANDIC CROWN. Tenía para mí una habitación entera con escritorio y todos los lujos del mundo… escribí algo, pero no lo conservo; pero la sensación de estar rodeado de cuadros de KLIMT, que allí es un dios, observándome era majestuosa. Me sentía como un autor de la Viena imperial, contando historias. Me sentía gratamente observado: a mi espalda por el Danubio, sin dejar de moverse, como intentando asomarse a cada línea por encima de mi hombro para ver lo que salía de mi pluma. Y de reojo, desde todas las direcciones, intentando seducirme, excitarme… enamorarme, por las maravillosas musas pelirrojas del gran maestro.
Mientras escribía aún resonaba en mis pies el sonido del vals que había bailado la noche anterior en el palacio de Sissi y Francisco José. Mi corazón seguía latiendo a ritmo de "El Danubio Azul”… y los violines seguían abrazándome con sus notas…
Hubo una princesa (como diría El Príncipe Vlad, Gary Oldman a Wynona, en el Drácula de Coppola, obra maestra del cine y mi película preferida) pero no se llamaba Elizabetta… Era Eva, creo recordar, una azafata de Madrid, con un vestido azul, que bailó conmigo en el palacio de Sissi… y que desapareció poco después de la última campanada de las doce. No conservo su zapato… apenas unas fotos que tenía que entregarle y nunca pude… apenas unos recuerdos fantasmagóricos de aquel vals… apenas penas. Voy al servicio, veo mi rostro roto en el espejo… roto y enrabietado, como un Principito sin su rosa, sin su amada, sin su princesa.
Salgo con la mente perdida, empapada de licor, mirando sólo mis pies y, sin saberlo, cojo el camino de un antiguo laberinto de palacio. Cuando me dí cuenta estaba agotado, perdido, SOLO. Y me senté.
Llegué a hablar con el espíritu del emperador en un momento de delirio brandyniano que tuve sentado en la escalera del palacio.
Tras una fructífera charla con Francisco José, me levanto y vuelvo a entrar en el laberinto, esta vez con el firme propósito de encontrar la salida.
Mangas de camisa, cielo oscuro, corazón estrellado.
Una pobre rosa pagó mi furia. Un pobre corazón, el mío, mi pasión. Un grito congelado por la noche de -10ºC.
Vuelves a entrar, subes la escalinata mientras te observa el emperador petrificado por la historia. Creo que me ha mirado al pasar… debe estar conmovido por la magnitud de mi desgracia.
Me siento en el sillón, cojo la copa de brandy… un último trago y cierro los ojos.
Para seguir soñando… o para dejar de hacerlo.
COMA PROFUNDO.
Otro trocito de mi corazón a reconstruír.
CORTE A NEGRO.
9 años después despierto del coma y me doy cuenta que dejé pasar una oportunidad única, por no saber medir mis sentimientos, por lo que yo denomino mi carácter de romántico, que intento amoldar al siglo XXI, porque los tiempos cambian y las modas pasan pero los sentimientos continúan… y que me duren.


Ah!, falla otra cosa más en la canción, no fue en el 90, sino en el 95. Yo tenía veinte, y trabajé de Ayudante de Realización de Miguel Bardem, el director de cine… la convención “CROSSROADS” (Cruce de caminos), para AMADEUS… Marcó un antes y un después en mi vida personal, pero sobre todo en la artística. Descubrí la magia que encierra un vals, a Crowded House “Don´t Dream is over”, y unas cuantas sensaciones más…
Y allí se cruzó mi vida con Gustav, pero confío que volvamos a encontrarnos en el camino. GRACIAS maestro, por dejarnos este maravilloso legado."
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

14 comentarios

Principito -

Viva Manolo García!!!!!!!!!!!
que grande es el tío verdad????

Dragonfly -

Sobre el asfalto
el estrépito de la ciudad
latiendo
Sobre el asfalto
escuchaba hipnótica tu voz diciendo
no sigas sufriendo..

Un saludo!

Ineiah -

Gracias :)

Principito -

GRACIAS A TODAS/OS POR LA VISITA, ANÓNIMOS O ESCRITORES.

Celeste gracias de corazón, me encanta y me abriga tu comentario... que aquí ya empieza el invierno y eso siempre viene bien. Me alegro de haberte descubierto tan bella obra... disfrútala.
Susi, ya sé como hacerlo, lo que no sabía era que ponerte en el texto de enlace... pongo esto?: Aun sueñas despierto porque así vencemos el cansancio...

Susi -

principito entrá a www.susi.blogia.com y ya tá! nos vemosssssssss

Celeste -

Olvide decirte... GRACIAS por tu dedicatoria... hombre, que honor me haces...

Celeste -

Pricipito!!! Que relato tan hermoso... pareces un imán para los cuentos de hadas que la realidad nos regala de vez en cuando.
Hablando de suertes y regalos: no conocía la obra... y me ha resultado etérea... magica.. como gotitas de un sueño perfecto derramandose sobre el lienzo.
Un besazo :*

Principito -

Se me olvidó contar la mía... bueno la otra mía... me lo regaló mi madre como inauguración de mi primer estudio. También estaba en el sitio privilegiado de mi despacho... y ahora me acompaña a cada hogar que tengo, desde hace 10 años.

Principito -

Que suerte... yo estoy deseando ir. Gracias por la historia... me gusta descubrir cosas de este hermoso cuadro

dama de agua -

Gracias por la dedicatoria... Yo te cuento también mi historia con El beso de Klimt... La primera vez que lo vi, dejando aparte las fotografías de los libros de arte del instituto, fue en el despacho de mi primer jefe aquí, en Bruselas. Reproducciones de Klimt por las paredes y, en el sitio de honor, El beso. Y su historia, Porque ese cuadro cuenta lo mucho que el propio Klimt amó a su amante Emilie, son ellos dos los que allí están dibujados. Y en mayo de ese mismo año, 1999, Viena, y allí, sí, El beso, el de verdad... No bailé en el palacio de Sissi, pero pasé horas frente a ese cuadro.

Principito -

maRia, susi, gracias por vuestro apoyo y vuestra compañía, pasaré a veros prontito. Susi cómo te linko?

maRia -

Hola Poeta!(Que me gustan tus textos!)
Gracias por pasarte por mi blog. Me ha hecho ilusión. Me decías que no entendías porqué nadie había comentado uno de mis posts(No Disponible), el caso es que Haloscan tiene un límite al marcar la cifra de comentarios de los posts. Según van aumentando los comentarios de los últimos, va disminuyendo la cifra de los anteriores, pero los comentarios siguen allí. Si ponchas, los verás. Creo que hubo bastantes aquel día de tan poca inspiración mía. Ya ves.
Un biquiño, Petit Prince. Me puedes enlazar como quieras, eso es cosa tuya.
Muac.

Susi -

Muy bonito, pasaré prontito tb con más tiempo... me gusta mucho la fotografía, antes me dedicaba bastante más a ella... pero aún sigo y vos tb deberías... así...
Saludos argentinos desde madrid.

Principito -

Existe un relato que escribí cuando volví del viaje... o en aquel escritorio... y que publiqué en una revista de instituto... prometo colgarlo un día, en cuanto lo consiga. El título era el del artículo que aquí veis.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres